Eventos en la planta industrial


Cada vez más, las empresas deciden abrir sus puertas para realizar eventos dentro de sus plantas industriales.

Aunque no parezca el ámbito más apropiado, una planta industrial puede ser el epicentro de una gran cantidad de eventos corporativos como el Family Day, "nuestros hijos nos visitan", la Fiesta de Fin de Año de la compañía y hasta visitas de la comunidad. En todos los casos, la realización del evento en la planta le otorgará un gran valor agregado, porque en definitiva "estamos invitando gente a casa".

Desde hace más de 30 años, Acindar lleva adelante diferentes eventos en sus plantas industriales. Andrés D. Romagnoli, Gerente de Comunicaciones Internas de la empresa dice que hay actividades de todo tipo: lúdicas, de concursos para chicos - por ejemplo en torno a temas de seguridad-, a partir del cuidado del medio ambiente, fiestas de fin de año. Son eventos pensados para diferentes públicos, y se realizan durante todo el año en un programa muy variado, en todas las plantas: desde visitas a cada una, a actividades pensadas para toda la familia.

¿Porqué elegir un espacio así? ¿Qué diferencia hay en hacer un evento en la planta, respecto de realizarlo en un salón o cualquier otro espacio tradicional?

Desde el punto de vista de la gestión de RRHH, realizar eventos en la planta resulta una acción muy motivadora, opina Romagnoli. "Las actividades no están desconectadas entre sí, sino que forman parte de una estrategia, una gestión de Recursos Humanos que busca integrar a la familia con lo que hace la empresa, trabajando temas de salud, cuidado del medio ambiente, seguridad, cuestiones motivacionales, etc. Hay algunas actividades muy específicas, como las de "abrir la planta a la comunidad" o a la familia, que no tendrían sentido en otro tipo de espacio. Pero además los eventos que se realizan en las plantas industriales generan mucho orgullo". Lo cierto es que estas acciones permiten compartir en familia el lugar en el que el empleado pasa la mayor parte del día, además de mostrar a sus hijos el entorno en que se mueve, y enseñarles cómo y de qué manera realiza su tarea. "Muchas veces la familia no tiene conocimiento de cómo es el trabajo, o no se imagina exactamente qué hace esa persona tantas horas al día. Y cuando finalmente puede mostrarles su lugar de trabajo, se convierte en una especie de "guía". Puede explicarles por dónde entra el material, mostrarles cómo es el proceso de transformación, por dónde sale, como un "especialista". Esto le genera un sentido de pertenencia muy fuerte", opina el Gerente de Acindar.

Beneficios para todo el personal.

Para la dotación que día a día trabaja en la planta (técnicos, ingenieros, mantenimiento, maestranza y otros rubros) abrir ese espacio a visitantes "externos" puede aportar un enorme sentimiento de pertenencia. Mientras que para el personal de otras áreas de la empresa, como marketing, finanzas o administración, la actividad aporta un gran refuerzo a la identidad corporativa. Y para la empresa significa la oportunidad de mostrar su centro productivo, "su casa", en una situación descontracturada y festiva, además - claro está- de significar un ahorro importante en el alquiler de otro tipo de espacios para la realización de sus eventos.

Y en el caso de una jornada de Open Doors, que no se puede pensar en otro tipo de precio, permitir el acceso de la comunidad a la planta y explicar qué y cómo se produce, aporta una sensación de transparencia irreemplazable, lo que lo convierte en una contundente acción de Responsabilidad Social Empresaria.

Qué hay que cuidar.

La organización de un evento en la planta industrial es muy compleja, porque debe tener en cuenta gran cantidad de aspectos y precauciones. Los recaudos varían, en primer lugar, según los requisitos que cada empresa imponga para el ingreso, que tendrán que ver con cuestiones tan diversas como el tipo de producción que se lleve a cabo, los materiales con los que se trabaje en el lugar y hasta con las exigencias de la Gerencia de seguridad e higiene. Luego, habrá que sumar las complejidades vinculadas con la logística y los aspectos que hacen al evento en sí, como la iluminación, el sonido, el catering, la ambientación, la provisión de carpas, etc. Además, para los casos en los que se visitan los diferentes sectores productivos, es clave tener en cuenta infinidad de factores como: movimientos de entradas y salidas, recorridos internos, provisión de elementos específicos para ingresar a determinados sectores (protectores auditivos, cascos, delantales, etc. tiempos de recorrido, megáfonos u otros recursos de sonido para no perder de vista los ruidos propios de las máquinas), definir qué sectores aportan realmente valor para visitar y cuales no, y muchos otros factores que se deben tener en cuenta, según el tipo de planta de que se trate. Es lógico que una planta con una acería resulte diferente que un laboratorio medicinal o una petroquímica, por lo que cada caso deberá analizarse en particular y definir los recorridos mas adecuados. Por otro lado, en los predios se realizan cosas distintas, que dependen de las características de cada uno. "Por ejemplo, algunas de las plantas industriales tienen un sector verde, donde se han realizado campeonatos de fútbol u otros juegos deportivos de integración", cuenta Romagnoli. Y en estos casos, la organización del evento será muy diferente ya que probablemente no haya un ingreso de personal no habitual al sector de maquinaria, pero sí se necesite facilitar un mayor acceso a los baños, por ejemplo.

En cuanto a la seguridad, las plantas tienen un desarrollo muy avanzado, y hay una cantidad de medidas a cumplir que ya están previstas. Estas son entre otras, la capacitación a cada proveedor, el APR (análisis previo del riesgo: un estudio cuidadoso de las diferentes acciones a realizar y el riesgo que implica cada una) y las medidas tomadas para minimizarlo; la provisión de elementos de seguridad (arneses, cascos, zapatos de seguridad, etc.); los exámenes médicos necesarios a cada prestador para minimizar riesgos; los planos de evacuación; el correcto uso de los extintores; la habilitación y marcación de salidas de emergencia, la señalización de los lugares que pudieran acarrear algún peligro, y tantos otros temas que en definitiva apuntan a cuidar a todos los actores: quienes reciben el servicio y quienes lo prestan.

Sin dudas, abrir la planta a la familia o la comunidad puede ser una experiencia sumamente positiva y enriquecedora para todos, y una tendencia en alza en el ambiente empresario industrial; sólo en el caso de Acindar, en los últimos tres años, más de 5.000 personas recorrieron las plantas industriales y conocieron desde adentro el modo en el que se trabaja. Pero para lograr los objetivos propuestos es ideal contar con el apoyo de una empresa organizadora que ofrezca la estructura, experiencia y trayectoria necesarias para realizar en este tipo de eventos.

Autor: Marcelo Gordín, Director General de Enfasis Eventos + Contenidos (www.enfasiseventos.com) se dedica a la organización de eventos corporativos de alta complejidad, en todo el país y también en Chile. Recientemente certificó la ISO 9001:2000.

Creado: 2008-11-06 04:11:34  - Actualizado: 2008-11-06 04:11:27Autor: Portal-Industrial.com.ar

| Volver a Articulos |