4 de cada 10 compañías sufrieron fraude en 2008


Mientras que el 66% de los ejecutivos considera que podría ser víctima de fraude en la Argentina, el 41% confirma haberlo sido, índice que se incrementó desde el 33% reportado en la encuesta anterior (2003/2004).

Estos son algunos de los hallazgos más relevantes del informe del período 2007/2008, desarrollado por KPMG Argentina, "Corrupción y Fraude en los Negocios".

Esta encuesta se realizó para conocer la incidencia y el impacto de esta problemática en el sector privado y abarcó una muestra de más de 1400 directivos de empresas que operan en la Argentina, son representativas de diversos sectores e industrias, han registrado ingresos anuales desde menos de 10 millones hasta más de 500 millones de dólares y emplean entre menos de 50 y más de 500 empleados.

Según Gerónimo Timerman, socio a cargo de Forensic Services de KPMG para el Cono Sur, esta percepción de vulnerabilidad relevada en nuestro país es consistente con los datos que surgen de las encuestas efectuadas por KPMG en otros países de la región. Tales estudios indican que los fraudes producidos por empleados de la propia compañía, alcanzarían el 58% en Brasil, el 46% en México, el 37% en los Estados Unidos y el 31% en Chile.

Los encuestados indican que la deficiencia de los controles internos es la principal debilidad que facilita estos actos de corrupción que son cometidos, en su mayoría (53% de los casos), por un miembro de la propia empresa. En línea con esto, Timerman recalcó el rol clave que cumplen los controles internos a la hora de evitar que sucedan estos hechos, así como la importancia de detectarlos en forma oportuna.

Por otra parte, el socio de KPMG comentó que, en escenarios de crisis de proporciones tales como las que estamos enfrentando actualmente, los responsables de comandar las compañías no pueden desentenderse de un riesgo que no va -al menos en lo inmediato- a disminuir, sino todo lo contrario. Las mayores presiones por cumplir metas altas impuestas por las casas matrices y las oportunidades que posiblemente brinden cambios en los controles internos durante los procesos de downsizing para reducir costos, agravarán esta situación.

Según los datos relevados, los sectores más vulnerables al fraude son los de productos industriales y servicios financieros (seguros y bancos), y el uso indebido de fondos encabeza la lista de casos reportados de estos ilícitos, que son percibidos como una característica de la cultura de negocios argentina.

En línea con esto, el 80% de los encuestados considera que las compañías con las que compiten ignoran conductas éticas para lograr sus objetivos generales. Esto indicaría que si bien estas conductas contrarias a la ética -como el cobro de sobornos y/o retornos- son asociadas con la administración pública, la problemática de la corrupción afecta a todo el entramado social.

Además el informe de KPMG Argentina permitió determinar que el 31% de los casos de fraude detectados fue cometido por la alta gerencia de la compañía.

KPMG es una red global de firmas de servicios profesionales que brinda servicios de auditoría, impuestos y asesoría en 145 países. Cada firma miembro es una entidad legal separada e independiente y se describe a sí misma como tal.

Fuente: EmpresasNews.com, 29 de Enero de 2009

Creado: 2009-02-10 04:02:00  Autor: Portal-Industrial.com.ar

| Volver a Noticias |