El consumo de energía eléctrica en el mundo crecerá vertiginosamente en 20 años


Será en el contexto de la paulatina recuperación económica tras la crisis económica global, según indicó recientemente la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en su informe anual World Energy Outlook (WEO-2009).

Los expertos de la agencia pronostican que la tasa de crecimiento del consumo de electricidad registrará un promedio del 2,5% en los próximos cinco años. El principal factor de la creciente demanda de energía será el constante aumento de las necesidades de las economías mundiales en combustible.

Los países que no participan en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), sobre todo los países tan importantes como China y la India, asegurarán el 93% del crecimiento de la demanda de las fuentes de energía.

La demanda mundial del petróleo, según el informe, también crecerá paulatinamente y hacia 2030 alcanzará unos 105 millones de barriles diarios frente a los 85 millones de barriles que se consumen hoy.

En cuanto al gas natural, su demanda crecerá un 1,5% al año y para 2030 alcanzará 4,3 billones de metros cúbicos de gas anuales. Los expertos de la AIE consideran que el gas natural desempeñará un papel cardinal en la transición hacia una energía "más pura", o sea, ayudará a reducir la emisión de contaminantes a la atmósfera.

Un dolor de cabeza para América latina

El gran apagón que sumió hace poco en la oscuridad a un tercio de los brasileños genera dudas, ya que se produjo en un país que "dispone de un exceso de energía, pues todos los embalses están llenos", según evaluó Jorge Miguel Samek, titular de la Represa de Itaipú, segunda hidroeléctrica del mundo ubicada en la frontera brasileño-paraguaya.

En tanto, países como Venezuela, Ecuador, México o Cuba experimentaron este año fallas que les llevaron a lanzar programas de reducción de consumo.

En Venezuela, primer exportador de crudo de la región, las necesidades pasaron en diez años de 12 a 17 mil megawatts y la producción no logra seguirle el ritmo. Desde abril de 2008, tuvo al menos cuatro cortes de energía y el presidente Hugo Chávez ya pidió a la población que se ilumine con linternas.

En Ecuador, el presidente Rafael Correa decretó el estado de urgencia durante 60 días debido al nivel alarmante de las reservas de agua de la central de Paute, que opera a un tercio de su capacidad, cuando normalmente cubre un 30% de la demanda total. Quito busca además más inversiones y acuerdos con sus vecinos Perú y Colombia.

En Cuba se invocó en mayo pasado la crisis económica para pedir a las empresas locales que redujeran en 12% su consumo eléctrico. También México tomó medidas energéticas radicales: en octubre el gobierno cerró la empresa pública encargada de suministrar electricidad a 20 millones de habitantes del DF y suburbios, por juzgarla ineficiente y costosa.

"En la región no hay como en Europa una complementación energética. Con países con petróleo, gas y fuentes hídricas inmensas, faltan inversiones e integración en infraestructura, y el acceso a la energía está aún lejos de ser óptimo", dijo Gabriel Argüello, titular de la Comisión de Integración Energética Regional, que nuclea a los actores del sector eléctrico sudamericano.

Fuente: Empresasnews.com, 2 de Diciembre de 2009

Creado: 2009-12-04 05:12:04  - Actualizado: 2009-12-04 05:12:33Autor: Portal-Industrial.com.ar

| Volver a Noticias |