Empresas chinas quieren fabricar en Argentina


Empresas chinas están interesadas en acuerdos de complementariedad con empresas Argentinas para fabricar máquinas herramienta y bienes de capital productivos en nuestro país”.

Así lo expresó el Lic. Pedro Cascales, Presidente de CARMAHE, - Cámara Argentina de Máquinas Herramientas, Bienes de Capital y Servicios para la Producción - quien encabeza una delegación representando más de 110 empresas, la mitad de ellas fabricantes nacionales-, que participan desde el 11 y hasta el 16 de abril, de CIMT, la feria de Máquinas Herramienta más importante de China y una de las 3 más grandes del mundo. Cascales explicó que “la inversión extranjera para el desarrollo, ensamble y fabricación de máquinas herramienta y bienes de capital en nuestro país permitiría el crecimiento de un sector nodal para la industrialización nacional, como es el de las máquinas que hacen máquinas, cuya demanda es indicador del nivel de actividad de todas las industrias del país”.

China es uno de los países interesados en invertir para fabricar en nuestro país, siendo que Argentina, por ventajas comparativas entre las cuales se destacan los conocimientos técnicos y recursos humanos calificados, podría convertirse en cabecera de playa para el ingreso en la región de nuevos productos de mayor tecnología. Del mismo modo otros países como Republica Checa, India y Turquía entre otros se mostraron también interesados en este tipo de acuerdos con empresas Argentinas.

En este contexto nacional de crecimiento sostenido del sector en la última década, -sólo interrumpido por el amesetamiento producido por la crisis internacional de 2009-, CARMAHE está impulsando desde inicios de 2011, un plan de re-industrialización de máquinas herramientas, orientado a la sustitución de importaciones en el sector, sobre la base de acuerdos de complementariedad y a través de diversos mecanismos como los de joint venture, entre empresas nacionales y extranjeras.

El Plan de re-industrialización impulsado por CARMAHE, que fue presentado ante organismos nacionales y de la provincia de Buenos Aires, también fue expuesto en Beijing en ocasión de la "Ronda Internacional de intercambio" conformada por los 17 principales países fabricantes de máquinas herramienta, entre los cuales se encuentra Argentina. En esta presentación participaron funcionarios del Gobierno Chino y se entabló un diálogo fluido sobre las posibilidades de complementariedad con los delegados de los diversos Países.

“El plan requiere por parte del Gobierno argentino normativas que permitan previsibilidad al sector, que posibiliten que empresas que se han dedicado a la importación por el quiebre de la industria en nuestro país, hoy puedan decidir volver a equiparse y reindustrializarse”, explicó Cascales. En este sentido el Presidente de CARMAHE citó dos de las medidas hoy vigentes que impactan directamente en el sector: una es el 14% de reintegro a los fabricantes de maquinarias, que resulta en muchos casos el total de la utilidad de las empresas, y los cuales están sufriendo graves demoras en su percepción. La otra normativa es la que regula las Licencias No automáticas de Importación, sobre las cuales el Presidente de CARMAHE sostuvo que “si bien es un mecanismos sano de monitoreo, para la protección de la industria nacional, requiere un estudio especial en algunos casos como lo es el de los bienes productivos, por ejemplo sobre insumos y maquinarias que no se fabrican en el país, o se fabrica en escala que no satisface toda la demanda, porque la aplicación de licencias sobre estos productos traba a todos los sectores industriales que necesitan equiparse para mejorar su competitividad y/o ampliar su producción.

Así mismo Cascales enfatizó en que “hoy es imprescindible entender que el sector de bienes productivos está absolutamente globalizado, y que hay componentes de máquinas que no tiene sentido fabricar en nuestro país por razones de escala o de mercado, tenemos que poder importar aquellos que no se fabrique aquí e integrarlo en nuestro país, ya que la fabricación de una máquina genera mucho valor agregado, permitiendo poner en juego toda la capacidad profesional que hay en nuestro país, generando puestos de trabajo genuinos y permitiendo el crecimiento de una industria nacional competitiva que permita producir y exportar a escala mundial”.

Es un contexto favorable para avanzar en este proceso de reindustrialización, y para esto CARMAHE sostiene que se requiere de previsibilidad desde el gobierno y compromiso desde las empresas para avanzar mancomunadamente en recuperar una industria productiva nacional sólida.

Fuente: CARMAHE

Creado: 2011-04-18 12:04:03  Autor: Portal-Industrial.com.ar

| Volver a Noticias |