Fuerte reducción del superávit comercial


En el nuevo informe económico de enero-febrero 2011 elaborado por la Escuela de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la UCA, uno de los temas abordados es el fuerte incremento de las importaciones en relación con la merma de las exportaciones durante 2010

El superávit comercial de 2010 cerró en US$ 12.000 millones, una cifra casi US$ 5.000 millones inferior al excedente registrado en 2009. Las expectativas iniciales para el año eran elevadas en función de la mejoría que se esperaba en las exportaciones agropecuarias, favorecidas esencialmente por la excelente campaña agrícola y precios que en promedio se mantuvieron en niveles elevados.

Si bien las exportaciones efectivamente lograron una dinámica favorable, el aumento de las importaciones ha sido muy elevado y ha sido el principal responsable de la reducción del superávit comercial.

A partir de estos datos empiezan a surgir algunos interrogantes que merecen ser evaluados. Los principales tienen que ver con la capacidad de la economía -bajo el esquema actual- de seguir generando excedentes comerciales.

Por otro lado, se hace necesario avanzar en el análisis de las características de las importaciones, para entender cuál es el peso que tiene cada componente y analizar integralmente las perspectivas de mediano plazo.

Respecto de la evolución de las exportaciones, durante 2010 registraron un incremento del 23%, llegando a US$ 68.500 millones. El mayor crecimiento del año se dio justamente en los productos primarios, ante la caída en la producción agropecuaria por los efectos del clima seco sobre la campaña 2008-2009.

A este enfoque se le agregaron las dificultades que se dieron en el comercio bilateral con China para la exportación de aceites.

No obstante, las exportaciones de Manufacturas Industriales mantuvieron una excelente dinámica, con un crecimiento en cantidades del 25% e impulsadas esencialmente por el sector automotriz, que explicó el 46% del incremento.

El único rubro que mantiene la tendencia decreciente en volúmenes exportados es el de combustibles y energía, que registró un retroceso del 28% interanual originado por la merma en la producción de gas y petróleo en un contexto de creciente demanda interna, lo que disminuye los saldos exportables.

Los productos agropecuarios, mediante la combinación de aumento de cantidades y buenos precios, explicaron el 48% del total del incremento en las exportaciones argentinas.

En segundo lugar, el otro rubro dinámico fue el de autos y autopartes, que explicó casi el 20%. Entre dos sectores justificaron casi el 70% del aumento de las exportaciones.

Evolución reciente de las importaciones

En cuanto al crecimiento de las importaciones, en el último año fue del 46%, explicándose 35 puntos por incrementos en las cantidades y 8 puntos de incremento en el precio.

Esta recuperación de las importaciones se dio después de un 2009 en el que se vieron fuertemente afectadas por la caída en el nivel de actividad.

La explicación del crecimiento observado está bastante dividida entre los diferentes rubros. La importación de Bienes de Capital y Piezas y Accesorios explica el 40% del aumento, los Bienes de Consumo (incluidos autos) explican el 20%. Finalmente los Bienes Intermedios explican casi el 30% y la creciente participación de las importaciones de Combustibles, explicaron el 10% restante del aumento.

Esta estructura de las importaciones muestra la vinculación que las mismas tienen con el crecimiento económico y deja poco margen para restricciones temporarias para contener su crecimiento.

Las compras de Bienes de Consumo excluidos los autos apenas explican el 12% del total de las importaciones, siendo el resto rubros sensibles por las implicancias que tienen sobre la economía interna o por la existencia de acuerdos comerciales (automotriz).

Evolución del saldo comercial

El nivel alcanzado de US$ 12.000 millones de superávit comercial parece todavía elevado y suficiente para la economía argentina, en especial si se lo compara con los niveles promedios alcanzados entre 2004 y 2008 que fueron nominalmente iguales. Pero existen un par de diferencias sustanciales que generan algún tipo de alerta pensando en el futuro del superávit comercial.

Según el Informe, dichas diferencias son la relación del superávit con el tamaño de la economía y la dependencia de los precios. Es que el superávit comercial se mantuvo nominalmente alto, pero sobre una economía que en dólares creció sostenidamente.

Fuente:UCA, Empresasnews.com, 1 de Marzo de 2011

Creado: 2011-03-03 02:03:30  Autor: Portal-Industrial.com.ar

| Volver a Noticias |