Inflación será la nueva palabra de moda en el mundo este año


Después de la crisis subprime, llegó el momento de enfrentar al monstruo generado para revertir el temporal.

>EE.UU. y China tienen que frenar la burbuja de precios creada por tasas bajas y emisión de dinero

A primera vista, la forma en que la Reserva Federal de Estados Unidos y demás bancos centrales de países desarrollados enfrentaron la reciente crisis subprime hace recordar a esos juegos mecánicos para chicos donde hay que pegarle con un martillo a cucarachas que salen de sus escondites.

Después de matar la primera, sale otra de otro agujero y así sucesivamente en un cuento de nunca acabar. Ben Bernanke, el titular de la Fed, y sus colegas banqueros no paran de tener que enfrentar problemas como la escasez de liquidez, de acceso al crédito, la fuerte caída del consumo, la crisis inmobiliaria con su repercusión en la confianza, las inversiones excesivamente riesgosas (y hasta se podría decir delictivas) de los bancos, etc. Donde “matan” una cucaracha, aparece otra en el lugar menos pensado.

Pero si se mira con mayor detenimiento, se podrá comprobar que muchas de las políticas fiscales y monetarias llevadas adelante por los principales gobiernos del mundo son las que generan el caldo de cultivo para las crisis subsiguientes. A la decisión de emitir masivamente dinero y de mantener en niveles muy bajos las tasas de interés por más de un año (para evitar una depresión económica y permitir que se recuperara el crédito), le siguió como contrapartida la aparición de una burbuja especulativa de precios en los mercados bursátiles de Nueva York y Shanghai, junto con una en el mercado mundial de commodities (energéticos, minerales y agrícolas). Y justamente, el riesgo de que la inflación se dispare es la “cucaracha” que deberán eliminar sobre todo los gobiernos de EE.UU. y China durante este año 2010.

En el caso de EE.UU., la Fed anunció que piensa mantener la tasa de interés de referencia cercana cero por un largo período de tiempo (se ubica en esos niveles desde diciembre de 2008). Pero los analistas comienzan a vislumbrar que ese objetivo se hará difícil a medida que avance el corriente año, debido a las presiones inflacionarias que irán surgiendo con la reactivación de la economía y el incremento de la demanda y el consumo.

Suena como algo lógico que las tasas vuelvan a subir como mecanismo monetario para contener la excesiva liquidez que hay por estos días en los mercados financieros (el G-20 inyectó en la economía mundial a través de paquetes de ayuda económica la impresionante suma de u$s 12 billones, igual al 20% del PBI anual de todo el mundo).

Burbuja de commodities

China, por su parte, cuya economía se calcula que este año se convertirá en la segunda mayor del planeta (por delante de Japón) y que ya este año es el mercado más grande en ventas de automóviles (por encima de EE.UU.), deberá hacer frente a la responsabilidad que le cabe por alimentar la burbuja especulativa en el mercado internacional de commodities.

El gobierno chino adoptó como estrategia para enfrentar el enfriamiento de la economía estadounidense (su principal mercado de exportación) una política de grandes planes de infraestructura (u$s 580.000 millones), con alta demanda de insumos básicos (petróleo, metales y alimentos).

De esta forma, el país evitó una recesión profunda (la tasa de crecimiento del PBI cayó del 10% promedio de los últimos años al 6,5% en 2009) pero a costa de generar una burbuja de precios en el mercado inmobiliario y en la bolsa de Shanghai, tras impulsar masivamente el crédito (se duplicó la tasa con respecto a 2008).

El resultado de este apetito voraz por materias primas para incrementar sus stocks (China compró el 43% de la oferta mundial de metales industriales en 2009), hizo que el índice Dow Jones de commodities creciera un 25% en un año, con subas del 140% en el precio del cobre, 125% en el zinc, 100% en el del plomo (utilizado en las baterías de los autos) y 50% en el aluminio.

Parte de estas subas se explica por la demanda china, pero también por el “carry trade” que están realizando los especuladores tomando préstamos en dólares a tasas del 0,25% para invertirlo luego en los mercados de commodities.

Pero el mayor precio de los commodities también impacta en el poder adquisitivo de los chinos, por lo que la inflación pasa a ser un tema insoslayable para las autoridades.

El presidente del banco central chino, Zhou Xiaochuan, anunció recientemente que la entidad elevaba los encajes bancarios como forma de quitar liquidez de la economía y reducir el nivel de créditos.

Pero al mismo tiempo, el gobierno se quejó de la política de dólar débil llevada adelante por la Fed, que los obliga a elegir entre sufrir una fuerte caída en las exportaciones o asumir mayores riesgos inflacionarios.

Como en el juego del Gran Bonete, el gobierno de EE.UU. se quitó rápidamente la mochila de encima, sosteniendo que la acusación era sin fundamento, ya que la capacidad instalada ociosa en el sector industrial (por la caída en las ventas a raíz de la crisis mundial) y la alta tasa de desempleo hacían imposible un escenario de presiones inflacionarias crecientes.

Pero los recientes movimientos en el mercado de commodities dan cuenta de que la inflación está de vuelta, e incluso la mejor prueba la está brindando la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, con un spread récord de 450 puntos básicos entre el rendimiento del título a 30 años y el de 6 meses, la mayor brecha de los últimos 30 años.

Para los particulares, el 2010 parece hallarse bajo la inevitable influencia del incremento de precios. Habrá que ver si los diferentes gobiernos logran eliminar esta perniciosa “cucaracha” (en la Argentina parece que ya nos acostumbramos otra vez a convivir con ella).

Pero como sucede siempre, a no desesperarse que también tiene su lado positivo. Como dijo alguna vez el genial Aldo Cammarota, “lo bueno de la inflación es que cuando uno entra en el súper con 20 dólares, se sale más rápido que hace un año atrás”.

Fuente: Cronista.com, Martín Burbridge, 21 de Enero de 2010

Creado: 2010-01-22 01:01:14  Autor: Portal-Industrial.com.ar

| Volver a Noticias |