Los países iberoamericanos declararon que priorizarán la innovación y el conocimiento


Los gobernantes presentes en la XIX Cumbre Iberoamericana demandaron además un aumento sustancial de capital en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y en el Banco Mundial y propusieron utilizar energías renovables para reducir la emisión de gases.

La Declaración de Lisboa, cuya firma cerró hoy la XIX Cumbre Iberoamericana, subrayó la prioridad de la innovación y el conocimiento para lograr mayor igualdad y que las naciones desfavorecidas alcances el desarrollo.

Los países representados acordaron en una declaración de intenciones, dar prioridad a la innovación en las estrategias nacionales con políticas fiscales y financieras dirigidas a los agentes de innovación y fortalecer la cooperación y la sinergía en esta área respetando las especificidades.

Convinieron además ampliar el acceso a banda ancha de Internet, especialmente de los sectores más pobres, e incentivar a las universidades en el desarrollo de tecnologías digitales "para garantizar una apropiación social del conocimiento".

El ‘paper' propuso asimismo "estimular la recuperación de conocimientos ancestrales y de los pueblos originarios"; "fortalecer la igualdad laboral de los pueblos" y "utilizar las tecnologías de comunicación social a fin de ampliar la inserción laboral".

Asimismo, acordaron "promover la transferencia de tecnologías a los países de menor desarrollo con el objetivo de solucionar problemas económicos, ambientales y sociales", así como "otorgar recursos y cooperación para el acceso a estas tecnologías de las pequeñas y medianas empresas".

La declaración insta también a potenciar la formación de recursos humanos y talentos jóvenes y a mejorar los servicios que presta el Estado dentro del concepto de "innovación abierta".

Finalmente, plantea "la importancia de la innovación y el conocimiento para combatir las alteraciones climáticas, incentivar la utilización de energías renovables para reducir las emisiones de gases y auxiliar a los paises que sufren los efectos del cambio climático".

En el plano de la crisis financiera global, demandaron un aumento sustancial de capital en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y en el Banco Mundial.

En la Cumbre no se hicieron presentes, por diferentes motivos, los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Cuba, Raúl Castro; Guatemala, Alvaro Colom; Nicaragua, Daniel Ortega; Paraguay, Fernando Lugo; Uruguay, Tabaré Vázquez; y Venezuela, Hugo Chávez. Por otra parte, al momento de celebrarse este martes la sesión de clausura, ya se habían marchado el ecuatoriano Rafael Correa y el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, por lo que estuvieron presentes sólo diez mandatarios de los 22 países.

Portugal traspasó la presidencia iberoamericana a la Argentina

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, cuyo país desempeñó este año la secretaría pro tempore de la Cumbre Iberoamericana, traspasó este martes la responsabilidad de organizar la próxima reunión a su colega argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien dijo que parte de la próxima cumbre la dedicaría a la lucha contra el terrorismo, referida en concreto al conflicto de Oriente Medio.

La presidenta argentina expresó también, en alusión a la falta de acuerdo en la Cumbre respecto de la situación política en Honduras tras los recientes comicios presidenciales, su esperanza de que en la próxima conferencia en Argentina "podamos decir que ha retornado la democracia a todos los países" iberoamericanos.

La XX Cumbre Iberoamericana se celebrará en 2010 en la localidad argentina de Mar del Plata.

Fuente: Empresasnews.com, 1 de Diciembre de 2009

Creado: 2009-12-04 05:12:29  Autor: Portal-Industrial.com.ar

| Volver a Noticias |