Récord de plata en el colchón: ya hay US$ 133.000 millones


El año pasado, los argentinos incrementaron en 12.000 millones de dólares la plata que tienen bajo el colchón, en cajas de seguridad o en el exterior.

En total ya suman US$ 133.217 millones los fondos que están fuera del sistema financiero argentino, de acuerdo a los cálculos del INDEC.

De esta manera, después de la crisis de 2001, y a pesar de la desvalorización de los fondos en el exterior por la crisis global, en 2009 se produjo el mayor incremento anual de dinero argentino "en el exterior". Esto se explica por una recuperación parcial de los rendimientos externos unido al proceso de fuga de capitales que hubo a lo largo de buena parte del año pasado y que se reanudó a comienzos de 2010.

En estos años hubo tres momentos relevantes a la hora de explicar este proceso:

En 2002 y 2003, por la secuela de la crisis de la convertibilidad, el corralito, y corralón, los argentinos apostaron a seguir mandando plata "al colchón" o al exterior. De contar con 81.800 millones de dólares en diciembre de 2001, a fines de 2003 se contabilizaban 98.000 millones de dólares.

En 2004 y 2005 prácticamente se detuvo este proceso por el repunte económico, el contexto internacional, la estabilidad del valor del dólar y las tasas reales internas positivas. Y hasta hubo una pequeña repatriación de fondos. En consecuencia, en diciembre de 2005 esos fondos sumaban 100.000 millones de dólares.

A partir de 2006 volvió a acelerarse el "stock" fuera del sistema. Así, en los últimos 4 años el aumento de la plata argentina en el exterior fue de US$ 33.000 millones y fueron financiados con los dólares que ingresaron por el superávit comercial.

Con respecto a fin de 2001, hay "afuera" 51.000 millones de dólares más.

Lo que pasó desde mediados de 2007 fue que, si bien la caída de los mercados internacionales desvalorizó en parte los patrimonios en bonos y acciones que los argentinos tienen en el exterior, por el otro continuó el proceso de salida de capitales de la Argentina.

Esta fuga tuvo tres momentos, de acuerdo a los registros del INDEC:

En 2007, por el impacto inicial de la crisis internacional se fueron más de 4.000 millones de dólares.

Durante el año 2008 salieron del país unos 9.500 millones de dólares.

En 2009 se fugaron unos 7.500 millones de dólares, sangría que prácticamente se detuvo hacia el final del año acompañando las primeras señales que marcaban que la crisis global había encontrado un piso y por las promesas de reapertura del canje. Sin embargo, con la crisis por los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), datos extraoficiales marcan que en enero y febrero de este año la fuga recrudeció y salieron otros 2.000 millones de dólares. Además, hubo una recuperación de los rendimientos en el exterior, lo que ayudó a revalorizar los fondos depositados e invertidos en el exterior.

La contracara es que, a pesar del fuerte superávit comercial, en los últimos tres años las reservas internacionales del BCRA permanecen estancadas en torno a los U$S 47.000 millones. Así, los dólares del comercio exterior no fueron a las arcas del Banco Central sino financiaron la salida de capitales de la Argentina.

Fuente: IECO, Clarín.com, 22 de Marzo de 2010

Creado: 2010-03-22 06:03:14  Autor: Portal-Industrial.com.ar

| Volver a Noticias |