Se duplicó la importación de energía y pone en riesgo el superávit comercial


Las compras de combustibles y bienes industriales amenazan con erosionar el saldo positivo de la balanza. Hay faltantes fuertes en el interior del país. Quejas de estacioneros.

La importación de combustibles se duplicó en lo que va del año y, junto con el déficit industrial creciente, amenaza con terminar de erosionar el superávit comercial en los próximos años, alertó la consultora Ecolatina.

La firma, en su último informe semanal, proyectó para 2011 un superávit comercial de u$s 10.000 millones, ya que todavía los dólares provenientes del agro compensan el rojo industrial y la importación de combustibles. Pero, estimó para este año un "leve déficit energético y un rojo industrial cercano a los u$s 26.000 millones".

Entre enero y mayo, la importación de combustibles creció 108% interanual y las exportaciones cayeron 10 puntos porcentuales. "Lo más preocupante es que para revertir el déficit energético se requiere no sólo un cambio radical en la política actual (acotar la demanda e incentivar la oferta) sino varios años para que maduren las inversiones en exploración y explotación necesarias para apuntalar la producción doméstica", indicó Ecolatina.

"Si no se generan cambios en la política económica (...) es probable que en uno o dos años el saldo agregado del intercambio de bienes también entre en déficit", alertó la firma. "Aún se pueden hacer las correcciones necesarias pese a que se ha perdido mucho tiempo y la descapitalización del sector energético es importante", prosiguió.

Según datos del Indec, la importación de combustibles y bienes de capital, sumadas a la fuga de capitales, repercuten en la Cuenta Corriente, cuyo saldo fue deficitario en el primer trimestre por segundo período consecutivo. Las cuentas suelen balancearse a partir de abril por el ingreso de los dólares de la cosecha gruesa de soja. Lejos de los superávits de antaño, Ecolatina pronosticó un resultado nulo para este año.

Un informe del diputado de Proyecto Sur Claudio Lozano indica que mientras los subsidios al sector energético crecieron 1272% entre 2005 y 2010 (de $ 1.896 millones a $ 26.022 millones), la balanza comercial de ese rubro pasó de tener un signo positivo de u$s 6.081 millones a un déficit de u$s 294 millones en los primeros cinco meses de 2011.

En tanto, la ola de frío polar profundizó los faltantes de combustibles de distinto tipo en todo el país. Las complicaciones para cargar nafta y gasoil continuaron y comienzan a erosionar la "rentabilidad" del sector, según la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes.

Faltantes

La falta de energía obligó incluso a mermar la frecuencia del transporte público en lagunas provincias. Es el caso de Catamarca, donde la empresa de transporte Guido Mogueta, que cumple servicio urbano, anunció que hoy restringirá 50% la cantidad de colectivos que circularán.

A la falta de naftas, Salta sumó faltantes de gas, según informó el diario El Tribuno de esa provincia.

En ese contexto, el presidente de AESI, Manuel García, dijo a la agencia DyN que la escasez de combustibles afecta "seriamente" al sector y alertó que de continuar esta situación podría haber "suspensiones o despidos" de personal.

El estacionero afirmó que la escasez de combustible "está golpeando con dureza a las provincias del norte". Y recordó que en los últimos siete años cerraron unas 3.500 estaciones de servicio por la falta de rentabilidad

Fuente: Cronista.com, 04, de Julio de 2011

Creado: 2011-07-04 05:07:24  Autor: Portal-Industrial.com.ar

| Volver a Noticias |