Microsoft presenta Windows 8


Una nueva pantalla de inicio reemplaza al escritorio. Es modular, personalizable y se recorre con deslizamiento lateral, como el Windows Phone. Apunta sobre todo a pantallas táctiles.

Ya está disponible la versión de prueba y día a día se crean nuevas aplicaciones, que ya suman miles. Mientras tanto, Microsoft se prepara para presentar oficialmente la semana que viene la versión final del sistema operativo Windows 8, su apuesta más radical en mucho tiempo.

Sin dudas, el Windows 8 es visualmente el cambio más grande en el sistema operativo de Microsoft desde el pasaje del 3.11 al 95. Pero no es lo único ni lo más importante: se modifican, sobre todo, el modo de usarlo –es ideal para pantallas personales y táctiles y las distintas aplicaciones están muy integradas entre sí- y, aunque no lo promocionen, el propio modelo de negocios de la compañía de Bill Gates.

En el nuevo sistema, una pantalla de inicio reemplaza al tradicional escritorio, que sigue funcionando para las aplicaciones y programas que no son "nativos" de Windows 8 y, a su vez, como aplicación.

Esa pantalla está organizada por módulos de distinto tamaño que pueden agruparse según los intereses del usuario; cada módulo puede ser de acceso a una aplicación o a un conjunto de aplicaciones. El recorrido es horizontal.

Los módulos de las aplicaciones, además, pueden estar activos o inactivos. En el primer caso, por ejemplo, el módulo de correos puede indicar, aún si está cerrada la aplicación, cuántos mensajes van llegando a las distintas bandejas de entrada (se pueden sincronizar distintas cuentas), o el módulo de clima muestra la información básica aún sin desplegarlo. Los grupos de módulos –un modelo que se replica en muchas de las aplicaciones-, además, pueden verse desde una perspectiva más amplia con un "zoom semántico". Pueden unificarse en una misma aplicación los correos, las redes, las noticias, etc.

La pantalla de "bloqueo" también cambia, con la inclusión de datos interactivos que, por ejemplo, muestran el estado del tiempo online o si, mientras no se usó la computadora, llegaron nuevos correos o mensajes en las redes sociales. El desbloqueo, además, puede ser por teclado o con "gestos" que se marcan sobre la imagen de la pantalla.

Tanto el desplazamiento en pantalla como los zooms y el despliegue de los menús básicos (desparece el de inicio, incluso cuando se pasa a la función escritorio) parecen pensados sobre todo para pantallas táctiles, pero son perfectamente utilizables con Mouse.

Ante tanto cambio, los ejecutivos de Microsoft y algunos de los usuarios que ya probaron el sistema aseguran que la adaptación es muy rápida. Lo fundamental, dicen en la compañía, es recordar que "son claves las esquinas", desde donde se despliegan los menús. Otra clave está en las búsquedas: si uno escribe desde la pantalla de inicio, automáticamente se despliega un buscador integrado, que permite realizar la búsqueda entre las aplicaciones, en Internet, en los sitios de noticias o refinarla de un modo personalizado.

El Windows 8 es en mucho similar al sistema del Windows Phone, lanzado este mismo año. Justamente uno de los objetivos medianamente públicos es que todos los dispositivos de Microsoft –también las consolas- funcionen no solo de un modo parecido sino también de manera unificada. En todo este combo de Microsoft, que en algún momento pareció ofrecer resistencia a "la nube", el "skydrive" se torna fundamental para guardar preferencias de perfiles y documentos, incluso con un directorio que permite trabajar "offline" y sincronizar luego.

Para que toda esta apuesta tenga éxito es fundamental que haya miles de aplicaciones disponibles que aprovechen los cambios de usabilidad que propone el sistema. Y ahí hay otra gran modificación: todos los desarrolladores de aplicaciones que no sean gratuitas cobrarán el 70% de lo que se factura, en un modelo de negocios bastante parecido al que desde hace años viene implementando Apple.

El lanzamiento formal es el 25 de octubre y el producto estará disponible desde el 26. El nuevo sistema va a venir incorporado con las computadoras que tengan Windows y va a haber un kit de actualización pero que precisa de la instalación previa del Windows 7, el XP o el Vista: no va a haber kit completo de instalación.

Fuente: Javier Rodríguez Petersen,Clarin.com, 19/10/2012